Una vida de Dharma: Fernando Tola y Carmen Dragonetti

BELÉN AZAROLA

Los indólogos Fernando Tola Mendoza y Carmen Dragonetti Tola dedicaron sus vidas al estudio del budismo y el hinduismo, traduciendo obras fundamentales de ambas tradiciones. Sus aportes para la comunidad budista y académica del mundo de habla hispana son invaluables.

Último viaje a Paris, 101 años de Fernando. Fotografía cortesía de Florencia Tola.

A dos años del 18 de julio de 2017, día en que Fernando Tola murió en la Argentina rodeado de familiares y amigos, recorremos brevemente su trayectoria y la de su pareja y colaboradora Carmen Dragonetti, también Investigadora Superior del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).

Desde 2017 trabajo en la Fundación Instituto de Estudios Budistas con las obras de la pareja de estudiosos que creó este espacio de trabajo enmarcado en CONICET y que funciona desde diciembre de 1989. Dada mi cercanía a la familia Tola, este artículo pretende acercar una mirada íntima y académica a su trabajo con la conciencia de que proliferan artículos en los que ahondar en su vasta obra. Las fotografías son cortesía de Florencia, una de las hijas de la pareja, donde se los ve tanto en su ámbito de trabajo, como en la editorial Banarsidass de la India y en París, la ciudad a la que siempre les gustó volver.

El mayor aporte de Fernando y Carmen consiste en haber traducido una gran cantidad de escritos fundamentales para el budismo y el hinduismo del idioma original del texto al español. Para ello, es necesario el conocimiento del sánscrito, el pali y el hindi, aunque la pareja tenía conocimiento además de otros idiomas como el chino, el tibetano, el japonés, el persa antiguo, el griego, el latín, el inglés, el francés y el alemán. Durante años, las traducciones que llegaban a las manos del hispanohablante eran traducciones de traducciones que habían sido primero hechas al inglés o al francés desde la lengua de origen. Además, su trabajo significó el aporte de obras que ni siquiera habían sido antes traducidas al español.

Los caminos de ambos confluyeron en 1962 cuando Carmen viajó al Perú, país de origen de Fernando, para que su investigación fuera dirigida por él en el Instituto de Lenguas y Culturas Orientales de la Facultad de Letras en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Desde entonces, fueron pareja, trabajaron persistentemente y formaron una familia juntos teniendo dos hijas que hoy también son investigadoras del CONICET, Florencia y Eleonora Tola.

En la Fundación Instituto de Estudios Budistas. Carmen, Fernando, Eleonora y Florencia Tola. Fotografía cortesía de Florencia Tola.

Los Himnos del Rig Veda fue la primera de las obras publicadas por el Dr. Fernando Tola en 1968, quien dedicó ochenta y cinco años de estudio y difusión de la cultura de la India y que a sus cien años fue reconocido en Dehli con el “Sanskrit Award” y el “Indologist Award” por el gobierno indio al ser considerado un “indólogo sobresaliente por sus estudios sobre la India y el idioma sánscrito”. El primer libro que publicaron conjuntamente Fernando Tola y Carmen Dragonetti fue Yoga y mística de la India, cuya reedición está en prensa a cargo de la Editorial Las Cuarenta (Argentina) y pronto saldrá a la venta. Leemos parte del Prefacio escrito por sus hijas que dice así: “Hablar de ellos es hablar de un legado intelectual que surgió y culminó en un gesto de amor, compañerismo y afinidad del que hemos sido testigos y parte privilegiada a lo largo de nuestra propia vida. La reedición de este libro constituye también un gesto amoroso, un homenaje en el que la inmensa labor en pos del conocimiento genuino de la filosofía Budista se entrecruza inevitablemente con la generosidad y la humildad de dos seres que se instalaron en la trascendencia sin creer en ella”.

En sus palabras, sobre su historia y el enorme e incansablemente trabajo hablan Fernando y Carmen. El video que encuentran a continuación fue grabado en la Fundación Instituto de Estudios Budistas alrededor de la mesa de trabajo de la pareja.

Han escrito cerca de 223 publicaciones en revistas científicas del mundo. Y unos 38 libros, varios de los cuales fueron múltiples veces reeditados. Entre ellos encontramos traducciones como el Dhammapada, El Sutra del Loto de la Verdadera Doctrina, el Udana y los Cinco Sutras del Mahayana, por nombrar solo algunos; además de varios libros en los que profundizan sus estudios en filosofía y literatura de la India más allá de la traducción en sí misma de los textos. El caso del Sutra del Loto, es particularmente relevante porque es la primera traducción a una lengua moderna occidental que se realiza en este siglo.

En la India con Abhishek, hijo del editor Banarsidass. Fotografía cortesía de Florencia Tola.

A partir de la muerte de Fernando y Carmen es la Fundación Bodhiyana, a cargo del Shifu Zhihan, quien se encargará de la notable biblioteca especializada en budismo de habla hispana que crearon estos estudiosos durante una vida de trabajo. Actualmente, la Fundación Bodhiyana está buscando una nueva sede para trasladar la biblioteca y volverla disponible para el público general y especializado que quiera consultarla. Para ello, hace años que se están llevando trabajos de sistematización, digitalización y organización de los libros y revistas científicas siguiendo la lógica de orden que crearon Fernando y Carmen cuando la idearon. Además, con la proyección de que al menos gran parte de la biblioteca pueda ser conservada y consultada digitalmente, Antonela dos Santos y yo seguimos trabajando en la digitalización de los textos para que puedan estar disponibles en línea y colaboramos en todo el proceso de mudanza que continúa llevándose a cabo. Shifu Zhihan tiene la intención de mantener la materialidad de la biblioteca y su organización tal como fue pensada y creada por los estudiosos para conservar también el espíritu de trabajo de toda una vida. 

Para terminar, como dice el Postfacio del último libro publicado de Fernando y Carmen, el Vimalakīrtinirdeśa (Dharma Translation Organization, 2018), aludiendo a la muerte y escrito por sus hijas Florencia y Eleonora, citamos este verso del Tipiṭaka Pāli:

“Impermanentes en verdad son todas las cosas;
su naturaleza es surgir y desaparecer.
Habiendo surgido, desaparecen:
la cesación de ambos es la felicidad.”

Con una profunda admiración por su trabajo intelectual, los despedimos, recordamos y homenajeamos.

Belén Azarola es antropóloga por la Universidad de Buenos Aires (Argentina) y se especializó en Budismo Tibetano trabajando temáticas vinculadas a la traducción en la transmisión del Dharma, la transformación personal a partir de la práctica y la reflexión sobre las nociones de individuo y dividuo. Estudió Filosofía del Arte y Etnomusicología en Paris Sorbonne IV (Francia) y está formándose como paisajista en Pampa Infinita (Argentina). Trabaja con los escritos de los indólogos Fernando Tola y Carmen Dragonetti. Tuvo un cargo docente en la Universidad de Buenos Aires y fue pasante en UNESCO (Francia). Participó en distintas Jornadas y Congresos Científicos de América Latina y forma parte de equipos de investigación argentinos desde 2011 (UNESCO, CONICET, UBA).

Leave a Reply

Captcha loading...