El peregrino budista: El Caribe.

DOUGLAS CALVO GAÍNZA

Este artículo forma parte de «El peregrino budista», una serie de Buddhistdoor en Español que presenta lugares budistas de particular interés en diversos países de habla hispana.

¿Budismo en el Caribe? ¡Absurdo!

Pero oyó bien: «Caribe». Palabra de resonancias aborígenes, que nos transporta a playas con arenas color azúcar y aguas de cristal, salvaguardadas por cielos color pureza y bordeadas de cocoteros con frutos de esperanza. Cerramos los párpados y notamos posarse los tocororos, mientras mentalmente nos enerva la impetuosa algarabía del merengue o el guaguancó.

Tradicionalmente, el Caribe no evoca al Buda, sino puro reggae, mulatas carnavalescas…jolgorio con sabor a guarapo de cañas y perpetua excitación, semejante al cruento furor de sus huracanes. Nada de apacible quietud budista.

Pero hablamos de un simple estereotipo.

Esta región multicultural es raíz de inolvidables poetas como Derek Walcott, Alexis Leger, la Avellaneda o José Martí. Pues el Caribe no es sólo volcánica romería y lujuriante guateque, con montañas de congrí y tostones bañados con lúbricas cataratas de ron, sino también constante indagación identitaria, autodescubrimiento, viaje interno, reverencia a la otredad… Estable misticismo que refleja al sosiego marino en días silenciosos. Y tan propicio para las serenas introspecciones del dharma, como lo fue antaño la abigarrada, monzónica y sensual India del Buda Gautama.

Al ser nula la intolerancia religiosa en este Caribe transcultural — donde por igual se habla castellano, inglés, papiamento, creole o patois, y donde el béisbol y el dominó se codean como camaradas con el cricquet —por eso aquí somos muy aptos para recibir con brazos extendidos a esa plétora heterogénea de budismos, que en pali, chino o tibetano narran las proezas espirituales del Tathagata, Bodhidharma o Tilopa. 

Y ya ha ocurrido. Pues hoy esta zona del orbe contempla una incrementada expansión dhármica, y el budismo regional se visibiliza crecientemente con prácticas y templos. 

Pero esto podría dudarse, si persistentemente se recortara lo caribeño a mestizaje hechicero y cautivador jolgorio, obviando nuestras pesquisas de universales esencias humanas, abiertas al dharma. Convendría aducir pruebas. Así que embarquémonos en una imaginaria excursión por el Caribe, buscando evidencias tangibles del culto budista. 

TRAS LAS HUELLAS DEL BUDISMO CARIBEÑO.

  1. FLORIDA

Nuestro itinerario comienza en Miami. Esa opulenta urbe, tan célebre por sus cruceros y su freestyle, cobija igualmente cierta inesperada «fuente de la juventud» espiritual: un templo budista theravada.

El Wat Buddharangsi Buddhist Temple of Miami nació en 1982, gracias a los esfuerzos del Bhante Phramaha Surachett Boonnom, líder espiritual de más de 2000 inmigrante tailandeses (si bien el santuario también acoge a practicantes laosianos, estadounidenses o hispanos). *

Rodeado por un fértil entorno en la sureña Homestead, el templo de exuberantes arquitectura y arte, alberga a un Buda de 23 pies de alto que preside sobre los rituales del abad y los monjes residentes. Aquí se ofertan tanto los ritos theravada clásicos (meditación, asalahapuja, vesakhapuja…) como también celebraciones típicamente socioculturales: danzas thai, festivales de comida tradicional, cumpleaños del rey y la reina, loy krathong, Año Nuevo o songkran, etc.

Fuente https://m.facebook.com/thaitemplemiami/

Dirección: 15200 SW 240th St, Homestead, Florida, EEUU 33032

Teléfonos: +1 305-245-2702

Web: http://thaitemplemiami.com/

Facebook: https://m.facebook.com/thaitemplemiami/

Videos (2020):      https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=3048863601882558&id=100002768435736

Horario: 07:00 – 17:00

¡Atrayente opción esta, viajeros! Y ahora zarpemos, piélago adentro, por este mar que tan imparcialmente ha ofrecido sus corrientes a la vieja carabela colonial y al modernísimo portaaviones estadounidense.

Pasando Bahamas e Islas Turcas (y esquivando la Isla de la Tortuga con sus fantasmas bucaneros), ya bogamos cerca de República Dominicana.  Aunque se la identifique usualmente por sus caobas, bachatas o por los corales de Isla Saona, sin embargo, la antigua «Española» también cuenta con sus budismos. Por ejemplo, la soka gakkai (http://www.sgi-rd.org/contactanos), centros de meditación (https://meditacionstodgo.org) y zen ([email protected]; [email protected]), entre otros. Resalta una asociación de seguidores del «Buda Viviente» Lien-shen, fundador de la escuela del verdadero Buda (http://rincondelverdaderobuda.com/).

2. PUERTO RICO.

Pero siga el peregrinaje. Y hela aquí: ¡ya avistamos a la patria boricua! Esa a la que le cantó así su Evaristo Ribera: «Isla en caña y cafés / apasionada; / tan dulce de decir /como una infancia.»

Puerto Rico nos regala diversos grupos budistas: los shin en Cabo Rojo ([email protected]), el gran Centro Zen (http://www.CentroZen.org/), el rinzai zen universitario (http://www.actiweb.es/zendouniversitario/), el templo tendai (http://www.tendaipr.com) … Pero vamos a enfocarnos en sus dos ineludibles santuarios tibetanos: el Padmasambhava y el Ganden Shedrub Ling.

El santuario Padmasambhava.

El primero (con sus tonalidades llameantes que semejan rayos de sol antillano transmutados en piedra), fue inaugurado en 1991 y constituyó el primer santuario vajrayana de la nación.

Se enmarca en la tradición nyingmapa (o escuela antigua) fundada por el legendario Padmasambhava, esa irrepetible emanación de luz del corazón del Buda Amitābha, maestro de humanos y demonios en el Tíbet. Divulgando profundas enseñanzas como el mahamudra y el dzogchen, esta rama ha progresado en Occidente, y hoy prospera en suelo boricua bajo la dirección espiritual de los venerables lamas Tsewang Dongyal y Palden Sherab, Rinpoche.

https://www.facebook.com/budismopuertorico/photos/?ref=page_internal

Dirección: Calle Valencia 108 Santurce PR, 00907 San Juan, Puerto Rico.

Teléfono: +1 787-722-7156

Web: http://padmasambhavapr.org/

Facebook: https://www.facebook.com/padmasambhavapr/

E-mail: [email protected]

Horario:

Martes y jueves: 19:30 – 20:30

Domingos: 10:00-11:30

Centro Budista Ganden Shedrub Ling

Por su parte, el Centro Budista Ganden Shedrub Ling (o sea, «espacio puro dedicado al aprendizaje y a la práctica de las enseñanzas virtuosas», según la información de su sitio web) se halla bajo la dirección espiritual de Yangsi Rinpoche. Inaugurado en el 2020, promueve la transformación mental integral mediante el estudio, la meditación y el servicio comunitario propagado mediante su programa Compasión en Acción.

Fuente: https://www.facebook.com/budismopuertorico/

Dirección: Urbanización Caparra Terrace, Calle 16 SE # 1205, Río Piedras, San Juan

Teléfono: +1 787-783-2996

Email: [email protected]

Web: http://www.budismopuertorico.org/

Facebook: https://www.facebook.com/budismopuertorico/

Videos: https://m.facebook.com/budismopuertorico/videos/?ref=page_internal&mt_nav=0 

3. LAS ISLAS VÍRGENES ESTADOUNIDENSES.

Continuamos la travesía. Y nos topamos con las Islas Vírgenes de EEUU. Allí, en St. Thomas (la tierra que, siendo posesión danesa, vio nacer al pintor Pissarro, maestro de Gauguin y Cézanne), cierta doctora chino-vietnamita, May Trieu, en el 2006 consagró a la memoria materna un sofisticado santuario budista, cuyos sinuosos dragones parecen ondular al ritmo de las olas que otean sus pupilas de llama.

Instituido con fines pacifistas y caritativos, el Nirvana Healing Temple pretende un «estilo internacional: chino, francés, mediterráneo, caribeño… porque como somos un templo de amor y compasión, deseamos darle la bienvenida a cada trasfondo racial y religioso.» * *

Desde el principio, allí se ha ofertado yoga, Qigong y comida vegetariana.

Fuente: http://sageisland.blogspot.com/2012/02/yoga-at-nirvana-temple-on-st-thomas.html?m=1

Dirección: Bodhi Way, Mandahl,

St. Thomas, V.I. 00802

US Virgin Islands.

Teléfono: +1 340-643-4700

Email: [email protected]

Web: http://www.nirvanatemple.org/

Facebook: https://m.facebook.com/pages/category/Nonprofit-Organization/Nirvana-Healing-Temple-417926235068320/

Horario: domingos 17:00-18:30 PM.

4. MARTINICA.

Naveguemos otra vez, con rumbo suroeste. ¡Y ahí están las islas francófonas! Desembarcaremos primero en Guadalupe, terruño de escritores. Y luego en Martinica, modelo de resiliencia tras la erupción del Pelée, émulo del Vesubio. El hogar natal de dos personajes tan antitéticos como la criolla emperatriz de Francia, Josefina, y el contestatario padre de la negritud, Aimé Césaire.

Entre las muchas cosas por degustar allá, se incluye el zen.

La Association Cultuelle Bouddhiste Zen Soto de Martinique sigue la línea de Dogen, y atiende particularmente a las enseñanzas del maestro Gudo Wafu Nishijima. En el dojo martiniqués se practican zazen, sesshin y otras actividades habituales de esa rama budista, bajo la guía del venerable Philippe Eison Boniface, presidente de dicha asociación desde el 2008 y heredero de ese linaje del dharma desde el 2018.

Fuente: https://m.facebook.com/godaiji/

Dirección: Vía comunal de Pointe La Rose, comuna Le Robert

Teléfono: +596 696 45 02 96 o     + 596 596 38 08 23

Email: [email protected]

Web: www.dogensangha-martinique.org

Facebook: https://www.facebook.com/dogen.martinique

Videos: https://m.facebook.com/pg/godaiji/videos/?ref=page_internal&mt_nav=0#!/godaiji/videos/?ref=page_internal&mt_nav=0   

Horario: martes 19:00-21:00.

Además, la asociación budista Shokozan Denshinji, fundada en 1992 en Francia por el rev. Kengan D. Robert, posee igualmente sendos templos en Fort-de-France (Martinica) y Pointe-à-Pitre (Guadalupe) ([email protected]; http://www.denshinji.fr y http://bouddhisme-zen-soto-guadeloupe.fr).

Proseguimos surcando el abismo de verdosas aguas. Pero, ¡atentos! Este Caribe es mágicamente surrealista, y fue precisamente cerca de Martinique donde antaño el famoso Barbanegra capturó aquel buque al que rebautizó como «La venganza de la Reina Ana». ¿Qué, si de súbito avizoramos su funesto estandarte? Pero no, el pirata prefiere descansar en las sombras de la inexistencia, y permitirnos descender hasta Barbados.

5. BARBADOS.

Esta nación tan independiente y a la vez tan británica, ha acogido precisamente a una rama del budismo inglés, fundada en 1991 por el geshe Kelsang Gyatso: la nueva tradición kadampa. Hoy distribuida a más de 40 países, y que en Barbados posee un centro de meditación y enseñanza.

Fuente https://m.facebook.com/meditateinbarbados/

Dirección: Harts Gap, Hastings, Christ Church, Barbados

Teléfono: +1-246-435-3894

Email: [email protected] y [email protected]

Web: http://www.meditateinbarbados.org

Facebook: https://m.facebook.com/meditateinbarbados/

Domingos: 9:30-11:30 o 18:00-19:30

6. CUBA

Y ahora, ¡a estribor! Subimos, y, tras unas cuantas millas marítimas, por fin divisamos aquellos cayeríos por los que correteara Hemingway en su renombrado barco Pilar, cazando a fantasmagóricos submarinistas nazis, prófugos por los intrincados islotes de ese archipiélago. Sí, hemos arribado a Cuba.

Sin dudas que la mayoría de los visitantes a esa vivaz Mayor de las Antillas acudirán demandando el habano, el mojito y el daiquirí, así como ese «son» tan absorbente, ancestro de la salsa. Pero también allí pueden encontrar paz, reposo y silencio, no solo exaltación. Pues, igualmente, hay dharma.

En Cuba se aprecian actualmente diversas expansiones budistas, como ya han publicado Eduardo Freyre (http://espanol.buddhistdoor.net/presencia-del-budismo-en-cuba/) y el presente autor (https://espanol.buddhistdoor.net/vivir-en-un-azul-que-no-se-acaba-un-reportaje-sobre-el-incipiente-y-resiliente-budismo-cubano/). Por ejemplo, las celebraciones por Vesak previamente limitadas a la embajada de Sri Lanka en La Habana * * * *, ahora son también ceremonias para theravadines locales, quienes recientemente festejaron online esa fecha sagrada, dirigidos por el Bhante Mihita desde Canadá (https://espanol.buddhistdoor.net/wesak-theravada-virtual-en-cuba-todo-gran-arbol-nace-de-una-pequena-semilla/).

Altares theravada por Vesak en La Habana. Fuente https://mfa.gov.lk/vesak-lights-up-the-sky-in-havana/ y foto del autor.

Además, allí el zen surgió oficialmente en 1996, gracias al venerable Kosen Thibaut (heredero del dharma del maestro Taisen Deshimaru). Posteriormente ha evolucionado bajo la dirección de la sensei Bárbara Kosen, quien transmitió dicha herencia dhármica (shiho) al maestro cubano Michel Tai Hei en 2018. Éste, a su vez, expandiría esa rama budista a la vecina provincia de Matanzas (https://www.facebook.com/dojozenmtz/).

La precariedad económica imperante en la Isla y los problemas legales, les han impedido a los budistas locales construirse templos propios, de modo que mayoritariamente dependen de inmuebles ajenos o casas particulares, así como de actividades al aire libre. Sin embargo, la sede de La Habana radica hace diez años en una dirección relativamente estable, lo cual puede posibilitar el visitarla.

Además de la ininterrumpida práctica efectuada por décadas en ese principal dojo habanero, en otra provincia cubana, Artemisa, ha tenido lugar una vigorosa iniciativa paralela ([email protected]), la cual se ha irradiado recientemente a la región central del país.

Zen en La Habana y Artemisa. Cortesía maestro Tai Hei y señor monje Ryushin Rodríguez.

Sede temporal Dojo Habana: Calle 14 entre Línea y Calzada No 9 apto. 18.

Teléfono: +53 7 8795678

Web: https://www.facebook.com/dojozenhabana/

Horarios:

martes y jueves: 7:00

miércoles y viernes: 19:00

sábados: 8:00

Jornadas: último domingo de cada mes.

EPÍLOGO.

Y acá concluye nuestro inmaterial periplo del dharma, iniciado en Miami y terminado en La Habana. No fue infructuoso. Pues por doquier se advierte cómo esta cultura caribeña tan suculenta, frondosa y multicolor, universalmente asociada a taínos, navíos negreros y cimarrones, es también cepa de muy místicos budismos. De hecho, quizás esa preciosa capacidad caribeña para sonreír, podrá servirle de perfecto espejo a la magnánima e inmortal sonrisa del Bienaventurado.

Y ahora, ¿qué mejor modo de culminar este artículo, que un juntar nuevamente los párpados y soñar despierto, otra vez, con nuestro padre Caribe? Y quizás meditar imaginariamente, junto a sus nirvánicas orillas.

O simplemente susurrarle, con el verbo del poeta dominicano Frank Báez:

«¿Qué más te digo?

Eres el mar de mi infancia,

me he pasado la vida

descifrando tus palabras

(…)

Sigo viniendo a este arrecife

a conversar contigo

con la misma inocencia

de cuando era niño.»

Habana 12/8/2021

REFERENCIAS.

* MAILANDER FARRELL, Jodi. A Look at the Wat Buddharangsi Buddhist Temple in Homestead, FL. En: Visit Florida 2021. https://www.visitflorida.com/en-us/things-to-do/arts-history/buddhist-temple-florida-wat-buddharangsi-buddhist-temple.html  

* * TRIEU, May. The-nirvana-temple’s blog. 3 octubre 2008. https://the-nirvana-temple.skyrock.mobi/2051932283-Dr-May-Trieu-html 

* * * ASSOCIATION BOUDDHISTE ZEN SOTO DE MARTINIQUE. Le Kyoshi ou Le Godo (L’Enseignant). (s.a.) http://bouddhisme-zen.net/boudhisme-zen-martinique-enseignant/  

* * * * Ver, entre otros, https://mfa.gov.lk/sin/vesak-celebrated-in-cuba-with-a-festival-of-lanterns-and-illuminations/(2013), https://mfa.gov.lk/vesak-lights-up-the-sky-in-havana/ (2016); y este video del 2018 https://www.facebook.com/EmbassyofSriLankainHavana/videos/1848822111816775/.   

Douglas Calvo Gaínza (La Habana, 1970).

Escritor e investigador residente en Cuba. Traductor grecolatino con tres maestrías y un doctorado sobre temas de humanidades, religión y filosofía. Estudia sobre budismo desde el año 2002 y colabora con BDE desde el 2020.

Leave a Reply

Captcha loading...