Nirvana 

(Pali: Nibbānna, Sánscrito: Nirvana) 

Literalmente significa “extinción” o “estar desvinculado” y se refiere a la mente liberada de los residuos y las corrupciones; liberada también del continuo ciclo de las muertes y renacimientos, y de todo aquello que podría ser descrito o definido conceptualmente. Es la última realidad más allá de las palabra. Tradicionalmente, Nibbana es sinónimo de la liberación de los deseos y constituye la meta última de la espiritualidad budista. Tiene connotaciones relacionadas con calma, tranquilidad, quietud, frescura y paz. Unas veces denota la misma experiencia de la Iluminación o el Despertar y otras veces, la muerte o el paso final de un arahant.